loader image

Adultos mayores disfrutaron de encontrarse, a más de un año y medio de encierro

Escrito por Fundación Padre Hurtado

Cerca de 90 adultos mayores participaron de una actividad recreativa que se realizó durante los días miércoles 25, jueves 26 y viernes 27 de agosto, organizada por la Fundación Padre Hurtado, Pastoral Duoc UC y Pastoral UC, en el marco del Mes de la Solidaridad.

“Hace un año y 4 meses que no salía de mi casa, me divertí mucho. Lo mejor es que está todo hecho con amor, muy bien coordinado. Me gustaría que fuera más seguido” señalaba la señora Carmen Toledo al final de la primera jornada, después de haber participado en una dulce clase de gastronomía.

Esta actividad fue pensada y creada por la Fundación Padre Hurtado, en conjunto con las pastorales de Duoc UC y la Universidad Católica. Con mucho énfasis en las medidas de prevención del Covid, los adultos tuvieron una muy buena bienvenida al mundo, después de estar más de un año y medio encerrados en sus hogares, muchas veces solos.

Día a día

El miércoles disfrutaron de una tarde gastronómica, a cargo de la carrera de Gastronomía Internacional de Duoc UC, no sin antes cantar, jugar al “si se lo sabe cante”, Karaoke, y bailes. El jueves le tocó el turno de la jardinería, con la ayuda de la carrera de Agronomía de la UC, cada uno se llevó su macetero con las semillas plantadas, para cuidarlas para hacerlas crecer como la fe en el corazón.

Ese día los adultos mayores recibieron una visita sorpresa; Pamela Mardones coordinadora regional RM de Senama, llegó hasta el Santuario para saludarlos y animarlos a participar en este tipo de actividades.

El viernes todos juntos, Fundación Padre Hurtado, Duoc y UC, dispuestos a divertirlos con lotería, bailes, cueca y la participación especial del grupo Raíces de la Estación, música y bailes latinoamericanos con que aportó la Municipalidad de Estación Central.

Cada día, obviamente, la jornada comenzó con un saludo al “dueño de casa”, una oración juntos en la tumba del Padre Hurtado.

Todos felices, adultos mayores y organizadores, profesores, alumnos, y seguramente el Padre Hurtado, al ver las risas y la alegría de sus “patroncitos” preferidos. Las ganas de hacer estas jornadas más seguido, quedaron. Veamos si a la propuesta podemos decir ¡contento, Señor, contento!, nuestros adultos mayores se lo merecen.

Más Noticias

Comparte esto:

"El que no lo deja todo, no deja nada."