loader image

De festivales veraniegos y festivales políticos

Escrito por Fundacion Alberto Hurtado

Es usual que en la temporada veraniega distintas ciudades de Chile, ayudadas y auspiciadas por los medios de comunicación, ofrezcan diversos festivales que hagan  más placentero y entretenido el descanso de los turistas y de los mismos residentes. Como siempre, hay artistas que cautivan y otros que defraudan; artistas que muestran su valía y otros que dejan en claro que solo son un producto comercial; artistas que disfrutan su misma performance, haciendo de ella su mismo premio y otros que, a cada canción o chiste, intentan alcanzar un extra que los haga aparecer como exponentes destacados. Cada año nos trae el mismo repertorio.

De alguna manera puedo hacer un parangón con el mundo de los políticos. Con la diferencia que este espectáculo no es solo durante la temporada veraniega, sino que lamentablemente se ha instalado como algo normal y cotidiano, y nos vemos obligados a ser espectadores de un show que, muchas veces, da pena. Afirmaciones de unos hacen aparecer las contra afirmaciones de los otros, sin faltar los sarcasmos, las ironías y las descalificaciones de todo nivel. Hablando de sarcasmos e ironías hay algunos personajes que son expertos en ello y en vez de dar una respuesta verdadera a alguna pregunta, simplemente se gozan en alguna frase con la que piensan quedarán como inteligentes.

Y así, como este es un año electoral, tenemos una parrilla de políticos buscando destacarse para ver quién es el que se lleva la “gaviota de plata, de oro y ojalá, la de platino”. Qué tristeza es verlos desgastarse en estas actuaciones que no tienen sentido. Qué tristeza es darnos cuenta que estamos votando por personas que ningún provecho verdadero le han traído al país. Qué nostalgia de esos años en que parecía que de verdad eran líderes que entendían, comprendían, defendían y hablaban por el pueblo. Eran los tiempos en que lo único que les movía era una real vocación por el servicio público, siendo ese mismo servicio su mejor satisfacción. Eso se reconocía en el modo en que el pueblo los escuchaba, los apoyaba y los refrendaba en las elecciones. Todo eso parece del pasado. ¡No se desprestigien más! ¡Muestren su valía! Muestren que no necesitan de boletas ni pactos ocultos de ninguna especie. Muestren que tienen ofertas válidas, programas sinceros, que su preocupación son las personas, los problemas del país, y no solo salir en los medios y conseguir “likes” en redes sociales. Han sido elegidos para conducir el país, muchos hemos puesto una gran confianza en ustedes. Asuman su responsabilidad, que es grande.

Tal vez algún día acabe esta temporada festivalera de la política y volvamos a los tiempos en que la cuestión política-social se asumía con la seriedad que requiere.

Jorge Muñoz, SJ

Más Noticias

Misas dominicales on line

Misas dominicales on line

Amigos, ¡les tenemos una muy buena noticia! A partir de este domingo 11 de abril, a las 12:00 horas, volveremos a...

Comparte esto:

"Los únicos que tienen tiempo son los ocupados, ¡así que fuera excusa de falta de tiempo!"