loader image

Miles de jóvenes se unieron a la peregrinación hacia el Santuario del Padre Hurtado

Escrito por Fundacion Alberto Hurtado

En el Parque Almagro comenzaron a juntarse los feligreses mientras el animado coro San Gaspar tocaba sus canciones para hacer bailar a las parroquias y colegios que llegaban para realizar la tradicional peregrinación hacia el Santuario del Padre Hurtado.

Una peregrinación de juventud, fe y esperanza que es organizada en conjunto con la Vicaría de la Esperanza Joven y la Fundación Padre Hurtado como uno más de los hitos de este Mes de la Solidaridad en que conmemoramos el legado de San Alberto Hurtado.

Fueron casi cinco kilómetros de caminata por la Alameda donde miles de peregrinos se vieron animados por cuatro escenarios en la ruta a cargo de distintas pastorales juveniles. 

“Vamos en una fila tremenda hacia atrás acompañadas por la camioneta verde, la original del Padre Hurtado, acompañada por jóvenes, los centinelas, que es un tradición venir todos los años y nos tomamos la Alameda para peregrinar al Santuario del Padre Hurtado” señaló María Paz Vega, Directora Ejecutiva Fundación Padre Hurtado.

Los centinelas, jóvenes voluntarios del Santuario son los encargados de llevar la camioneta que encabeza esta caminata. Al llegar hasta Estación Central en el Santuario, las actividades organizadas por la Vicaría de la Esperanza Joven fueron diversas. 

Un escenario con música, reflexiones y una liturgia encabezada por el Arzobispo de Santiago Don Celestino Aós quien nos entregó unas palabras al terminar su visita por la tumba de San Alberto Hurtado: “Los santos nos indican que el evangelio es fuente de alegría y fuente de realización, el Padre Alberto Hurtado, con su sufrimiento, porque a él le dolía Chile, le dolía ver a los pobres, le dolía encontrar a los necesitados, le dolía la dureza e insolidaridad de muchos, pero sin embargo fue un hombre feliz. ‘Contento, señor, contento’, no con ese contento de risa o chiste sino que esa alegría que nace del corazón, que da Jesús. Por eso si usted quiere ser feliz, si usted quiere vivir mejor, récele al Padre Hurtado como interceptor, venga aquí, visite si puede su tumba como un gesto de cariño”.

Asimismo, la celebración contó con un gran número de Integrantes del sector social, espiritual, educativo, parroquial y vocaciones y  juventudes de la Compañía de Jesús, destacó de manera especial la presencia de jóvenes, voluntarios y voluntarias del Santuario Padre Hurtado, además debido a la gran afluencia de fieles, se contó con una pantalla gigante en las afueras de la tumba del Padre Hurtado para que todos pudieran participar en la celebración eucarística.

La tumba del Padre Hurtado fue visitada por miles de personas quienes reflexionaban sobre este espacio de encuentro, fe y esperanza: “Vengo a la peregrinación a sólo darle las gracias”; “no sabía de este museo, es primera vez que lo visito, es una experiencia muy gratificante” declararon. 

Gracias a las gestiones de la Vicaría de la Esperanza Joven cuya misión es fomentar y facilitar el encuentro personal y comunitario de los jóvenes con Jesucristo se gestó un ambiente de muchas oportunidades, cambios y lazos que sin duda apuntan a construir una mejor sociedad tal como nos inculca el Padre Hurtado.

“Hay una misión que cumplir, queremos renovar desde el evangelio con mucha esperanza para este Chile que nos necesita. Les dejo un abrazo y que puedan visitar el Santuario del Padre Hurtado” enfatiza P. Jonattan Muñoz, Vicario de la Vicaría de la Esperanza Joven.

Una linda y amena jornada con miles de visitantes que sin duda se llevaron pensamientos, oraciones y futuras acciones que forman en Chile una sociedad más justa, comunitaria y solidaria.

Más Noticias

Comparte esto:

"La Iglesia necesita, no demostradores, sino testigos… testigos de su amor."