loader image

Un viaje radial por la vida y obra del Padre Hurtado (Parte 9 y 10)

Escrito por Fundacion Alberto Hurtado

En el capítulo 9 y 10 del radioteatro del Padre Hurtado, podrás escuchar más detalles sobre la publicación de su libro ¿Es Chile un país Católico?, explicándole a su madre qué lo motivó a realizar esta obra.

Luego llegamos al momento en que Monseñor Augusto Salinas, su amigo el rucio, le pide ser Asesor de la Acción Católica de Santiago. El Padre Hurtado aceptó encantado, ya que ese apostolado entre los jóvenes es algo que siempre le había llamado la atención, porque para él ellos tienen la fuerza, el entusiasmo, la fe incontenible de la juventud, pueden abrir los nuevos caminos hacia Dios, ya que los antiguos caminos se han cerrado. Si bien, la Acción Católica de Santiago existía hace 10 años, con el asesoramiento de Alberto Hurtado adquirió fuerza y dinamismo.

Para los jóvenes la persona de Cristo comenzó a ser una realidad, a tomar forma y cuerpo, a tener un atractivo que las explicaciones del catecismo y evangelio habían sido incapaces de lograr. Cristo ya no era un hombre oculto en una nebulosa, ahora era el vecino de al lado, el amigo, el compañero, el héroe, el hermano, que era capaz de darse hasta morir por hacernos un favor o por salvarnos. Este es el Cristo que el Padre Hurtado había sembrado dentro del alma de los jóvenes.

Más adelante, viajarás a 1942, año en que el Padre Hurtado se vio expuesto a una situación insostenible, los malos cristianos se sentían señalados, acusados por él y lo criticaban despiadadamente. Entonces tomó la decisión de renunciar diciendo que no quería crear división entre los católicos. Se le acusaba de ser peligrosamente avanzado en materia social. Vehemente, apasionado, poco prudente. Sin embargo, Monseñor Salinas le dijo que no compartía esas opiniones, que tenía su confianza y bendición.

Pasaron dos años pero no las críticas y acusaciones. En 1944 solicitó que fuera aceptada su renuncia.

Constantemente dirigía retiros espirituales y fue en uno de estos cuando se produjo un gran acontecimiento para él y para la sociedad chilena. El 19 de octubre de 1944, recordando el milagro de la multiplicación de los panes y peces, mientras hablaba de este hecho, se emociona al reflexionar sobre las necesidades del prójimo… Dios lo iluminó para imitar a Cristo y repetir el milagro, con amor al prójimo y a Dios. Así, el 17 de dic 1944 el diario ilustrado informaba sobre la bendición de la primera piedra del Hogar de Cristo, y en 1945 se abrieron las puertas de las hospederías del Hogar de Cristo.

Podrás conocer detalles de la audiencia privada que tuvo con el papa el 8 de octubre de 1947, donde Alberto Hurtado le entregó al sumo pontífice un memorándum señalando una iniciativa que venía madurando hacia un tiempo, la que fue acogida de buena manera por el papa.

Esto y mucho más aquí:

Parte 9:

Parte 10:

Más Noticias

Comparte esto:

"Ningún problema humano en el fondo me puede ser extraño. Que nuestra fe no nos adormezca."