loader image

Una oración por la dignidad del trabajo

Escrito por Fundacion Alberto Hurtado

El trabajo debe desarrollarse en un clima de respeto y en condiciones de dignidad; una de esas es la remuneración, que permita satisfacer las necesidades básicas. Esta aseveración está enunciada en la Doctrina Social de la Iglesia, y fue una de los grandes planteamientos que recordó el cardenal Ricardo Ezzati en la misa por el Día del Trabajo, llevada a cabo el sábado 30 de abril, y en la que participaron cientos de trabajadores, presidentes de sindicatos y vecinos de la comuna de Puente Alto.
La instancia se llevó a cabo en el parque Juan Pablo II del sector de Bajos de Mena, en Puente Alto, haciendo eco del llamado del Papa Francisco a salir a entregar el mensaje de Cristo a la periferia. Entre los asistentes estaban el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz; el alcalde de esa comuna, Germán Codina; el diputado Leopoldo Pérez, el nuncio apostólico, Ivo Scapolo, y el vicario de la Pastoral Social Caritas, Andrés Moro.

misab

Monseñor Ezzati aprovechó la oportunidad para ratificar la posibilidad de discutir un nuevo sueldo ético que ayude a subsanar la inmoralidad de la desigualdad. “Hagamos de Chile una gran mesa para todos, una mesa donde nadie quede excluido”, instó, recordando a todos los trabajadores cesantes y a quienes su sueldo no alcanza para mantener dignamente a sus familias. “Con la labor de los dirigentes sindicales, con la ayuda de los empresarios y con Jesús, podemos ver mejoradas las condiciones laborales”, agregó.

misac

Más Noticias

Comparte esto:

"El que no lo deja todo, no deja nada."